JA slide show

 

Síguenos y entérate antes que nadie de nuestras promociones, productos recién llegados y mucho más.

picto_tel1

Servicio de Atención profesional

Teléfono 

972 308 014

Consultas por Email

whatsapp-tresedats1
 
  
twitter facebook baner-profesionales
picto_email1 Facebook youtube
Twitter
Youtube

Productos y Servicios para Particulares, Empresas y Profesionales

Spanish Catalan Danish Dutch English French Russian
Tu Compra
VirtueMart
Su pedido está VACIO.

Pulsioximetría

2017-01-25 105912

La pulsioximetría es una prueba médica que permite conocer los niveles de oxígeno en la sangre, para diagnosticar situaciones de insuficiencia respiratoria sin necesidad de realizar análisis ni intervenciones invasivas.

Puede encontrar diferentes modelos de pulsioximetro, para hacer la prueba cómodamente en casa ,en nuestra tienda on line pinchando aquí o directamente en la imagen.

 

La pulsioximetría es una prueba diagnóstica que se utiliza constantemente en los hospitales y las urgencias médicas. Con ella podemos conocer la cantidad de oxígeno que hay en la sangre sin realizar una extracción de sangre, a diferencia de lo que sucede en la gasometría arterial.

El oxígeno pasa a la sangre a través de los alveolos del pulmón y se transporta dentro de los glóbulos rojos, unido a la hemoglobina. La hemoglobina es un conjunto de proteínas con una molécula de hierro, que es donde se fija el oxígeno y cuando eso sucede las proteínas cambian de forma. La pulsioximetría aprovecha esta característica para medir el oxígeno de la sangre.

El aparato que se utiliza es un pulsioxímetro, una pequeña pinza que se coloca en la punta de cualquier dedo de las manos. En un extremo tiene un emisor de luz y en el extremo de enfrente un receptor. La luz atraviesa el dedo y se altera con la hemoglobina oxigenada, de tal manera que cuantas más moléculas de hemoglobina haya ocupadas con oxígeno más se alterará el haz de luz.

Las alteraciones del haz de luz se recogen por el receptor del pulsioxímetro, ahí se interpretan, y dan un valor numérico que representa el porcentaje de oxígeno que hay en la sangre. La prueba dura unos instantes, no representa ninguna molestia para el enfermo, y puede ayudar a iniciar un tratamiento o a realizar otras pruebas rápidamente.

Cuándo se hace una pulsioximetría

2017-01-25 110523

La pulsioximetría es una prueba que se utiliza todos los días en la medicina de pacientes ingresados, en situaciones de urgencias, o en consultas de ambulatorio. No supone ninguna invasión para el paciente y puede aportar mucha información útil. Es el paso previo a realizar pruebas más molestas como una gasometría. La situación donde la gasometría tiene una importante utilidad es la insuficiencia respiratoria.

Aunque la insuficiencia respiratoria sólo se puede diagnosticar mediante una gasometría de sangre arterial, la pulsioximetría permite decidir la realización de esta técnica. Si la pulsioximetría es normal, no merece la pena realizar una gasometría, y el paciente se ahorra una extracción de sangre algo molesta. Las situaciones de insuficiencia respiratoria pueden ser diversas, algunas de ellas serían el asma, la EPOC, la fibrosis pulmonar, el edema agudo de pulmón, etcétera.

Otras alteraciones metabólicas como la acidosis, la alcalosis, o problemas como la hiperventilación y la insuficiencia renal, no pueden diagnosticarse mediante la pulsioximetría. En estos casos se debe realizar una gasometría arterial que permite no solo conocer los niveles de oxígeno en sangre, sino también los niveles de dióxido de carbono y de iones en sangre.

Una excepción sería la intoxicación por monóxido de carbono, una molécula muy tóxica que se forma en combustiones de mala calidad (hogueras caseras, hornillos de salón, etcétera), y que se une a la hemoglobina inutilizándola. En ese caso la gasometría arterial daría unos niveles de oxígeno en sangre normales, pero la pulsioximetría detectaría esa anormalidad en la hemoglobina, siendo el único medio para diagnosticarla.

Preparación para una pulsioximetría

2017-01-25 110508

Si te van a realizar una pulsioximetría estas son las cuestiones que debes tener en cuenta:

Duración: dura muy poco. El tiempo que pasa desde que te ponen el pulsioxímetro en algún dedo hasta que se obtienen los resultados es de apenas unos instantes.

Ingreso: no requiere ingreso. Se puede realizar en un hospital o en un ambulatorio, incluso en el propio domicilio. Algunas personas con problemas neumológicos crónicos tienen su propio pulsioximetro en casa y lo utilizan cotidianamente.

¿Es necesario ir acompañado?: no.

Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo. Hay que decirle al médico todos los medicamentos que se estén tomando en ese momento, aunque no suelen influir en la cantidad de oxígeno que hay en la sangre.

Comida: es una prueba que no se ve alterada por haber comido en las horas previas, por lo que no es necesario guardar ayuno.

Ropa: no necesitas vestuario especial. El pulsioxímetro se coloca en un dedo y no necesitas desnudarte para que te lo pongan.

Documentos: es recomendable llevar tu tarjeta sanitaria, pero en el momento de realizarte la pulsioximetría no suelen pedirte ninguna identificación.

Embarazo y lactancia: se puede realizar la prueba sin modificar ninguna actitud. Es mejor que el médico sepa que estás embarazada, porque la pulsioximetría puede ser ligeramente diferente.

Contraindicaciones: no existen contraindicaciones.

Cómo se hace una pulsioximetría

Al llegar a la consulta o al servicio de urgencias el médico te hará unas preguntas generales sobre tu estado de salud (enfermedades importantes, factores de riesgo, estilo de vida, lugar de trabajo...), y sobre todo insistirá en los síntomas que te han llevado a consultar. El síntoma que se relaciona con la insuficiencia respiratoria es la disnea, fatiga o falta de aire.

Después te realizará una exploración física general, y valorará la realización de una pulsioximetría si cree que puede ser útil para el diagnóstico y tratamiento. Al ser un test sencillo se suele realizar en todas las personas de forma directa.

En ese mismo momento, un médico o una enfermera procederá a colocarte el pulsioxímetro. Se suele colocar en los dedos de la mano; cualquiera es válido. Pero hay situaciones en las que la sangre no llega bien a la punta de los dedos. Algunas de ellas son fisiológicas, como una exposición al frío, y otras son situaciones patológicas, como sepsis, enfermedad de Raynaud, etcétera. En esos casos se puede intentar colocar el pulsioxímetro en otras localizaciones, como por ejemplo el lóbulo de la oreja.

Pocos segundo después de colocar el pulsioxímetro se empezará a detectar el pulso sanguíneo, entonces la luz cruzará el dedo y se deformará según las moléculas de hemoglobina que estén ocupadas con oxígeno. En la pantalla del pulsioxímetro aparecerá un número, que el médico interpretará para tomar actitudes clínicas según el resultado.

Resultados de la pulsioximetría

Los resultados de la pulsioximetría consisten en un porcentaje que representa la cantidad de oxígeno que hay en la sangre unido a la hemoglobina; es lo que se conoce como saturación de oxígeno (SatO2). Este dato también se puede obtener con una gasometría, pero la pulsioximetría permite obtenerlo directamente, sin estimaciones.

La saturación de oxígeno no es el método instaurado para diagnosticar la insuficiencia respiratoria, solo la presión parcial de oxígeno (pO2) es el dato válido para ello, y sólo se puede obtener mediante una gasometría arterial. Sin embargo, la saturación de oxígeno tiene una correlación muy estrecha.

Se consideran normales unos niveles de saturación de oxígeno entre el 98 y 100%. Con la edad es habitual que el paso de oxígeno no sea óptimo, por lo que también se puede aceptar como normal hasta el 95%. En los enfermos pulmonares crónicos hasta el 90% puede considerarse normal. El motivo de considerar el 95% como el límite de la normalidad es que se corresponde con una presión parcial de oxígeno de 60 mmHg, límite para diagnosticar una insuficiencia respiratoria.

Si una pulsioximetría es normal el médico atenderá otros problemas, pero si es menor de 95% será su prioridad. Primero pedirá una gasometría arterial, para poder confirmar el dato y observar exactamente el nivel de oxígeno en sangre y otras alteraciones metabólicas. Luego te pondrá oxígeno a través de unas gafas nasales o una mascarilla, según la gravedad de la situación.

Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Para más información pichar aquí

 

Puede adquirir pulsioximetros en nuestr atiend aon line o pinchando directamente aquí

 

 
Acceso Usuarios Tienda
Condiciones

 

GASTOS DE ENVÍO Gratis a España Península,Baleares y Portugal(A partir 80€) 

Para compras iguales o superiores a 300€ para el Resto de Europa, los gastos de envio seran gratuitos. Consultar resto del continente.

Portes Tarifa Plana. Coste fijo de envío 12 € importe inferior a 80 € España y Portugal

Formas de Pago: b_BankTransferm30